Cierre de hierro y vidrio o como ganar espacio y luz

Los cierres de hierro y vidrio, además de ser una de las principales tendencias en interiorismo, tienen la capacidad de poder ser utilizados en cualquier espacio.

La sustitución de cualquier muro o pared dentro de nuestra vivienda, por un cierre de hierro y vidrio, nos permite ampliar espacios, ganar más luz y (dependiendo del diseño y el color que elijamos para el cierre) definir el estilo decorativo de nuestro hogar.

El cierre que os mostramos hoy, es un cierre en en color blanco y que se ha utilizado para separar el salón de un distribuidor.

Al realizar la reforma de esta vivienda (en este enlace podéis ver el plano), añadimos la terraza para ganar espacio y creamos un distribuidor que separaba el salón de la zona del dormitorio principal. Al no tener una ventana al exterior y estar la pared del salón al lado, la sensación era de un espacio muy pequeño y oscuro. Para conseguir mayor iluminación y más espacio, se decidió sustituir la pared del salón por un cierre. Lo que conseguimos fueron dos cosas: por una parte que al llegar a la zona del salón la percepción visual fuera un lugar amplio y luminoso y por otra, que desde el interior del salón fuese la misma, es decir, un lugar más espacioso y con sensación de continuidad hacia la casa al no haber ningún elemento que interrumpa la visión desde el salón hasta la entrada.

Qué os parece este elemento..lo incorporamos a casa?