Este baño forma parte de la reforma integral de la vivienda cuya cocina os mostramos la semana pasada.

Disponer de un baño  para invitados es esencial en una casa, pero…. y si ese baño es demasiado pequeño o su distribución es incomoda para ser usado?

Este era el caso de nuestro baño de hoy, el baño existía pero no era ni grande, ni cómodo, ni tenía la distribución apropiada. Aprovechamos la reforma que se estaba haciendo en la cocina para integrar la terraza lavadero con el baño de invitados consiguiendo así un baño más amplio y totalmente acorde al resto de la casa. El hueco de la terraza lavadero se convirtió en la zona de ducha perfecta, y para ampliar el espacio visualmente, (además de un plato de ducha en resina en blanco nieve), utilizamos azulejos mate en color blanco nieve.

El lavabo bajo-encimera rectangular al aire, esta realizado con marmolina en color blanco, que hace más liviano el conjunto. El suelo escogido fue un porcelánico imitación a madera en un tono gris claro que aporta calidez a este espacio.

El resto del baño esta decorado con azulejos en tono azul celeste hasta 1,50 mts.  y papel pintado en azul celeste y oro, con una espectacular lampara en el mismo tono del papel que da el toque sofisticado al conjunto.

¿Queréis verlo?

 

Durante la obra….

Después..