Un baño clasico de lineas limpias

En muchas de las reformas que realizamos, nuestros clientes nos piden que el resultado final sea clásico y atemporal.

Un ejemplo perfecto es este baño que os presentamos hoy, y cuya clave radica en el porcelánico marmoleado 60×60 que le da el toque elegante y atemporal que caracteriza a los clásicos.

Con suelos  de 65×65 en porcelanico “lapatto” (color gris antracita) y un plato de ducha en resina en color negro, hemos conseguido un efecto moderno y atemporal al mismo tiempo, que hace de este baño un elemento permanente en la casa. El espejo restaurado, un mueble a medida con lavabo sobre encimera y la luz cálida aportan el toque clásico y hogareño que necesita este baño para estar completo..

 

¿Con ganas de ver el cambio?

Antes

Después

Gargil 4